Actividad Física y Salud Mental.

¿Sabías que la actividad física puede contribuir a tu salud mental? Además del fortalecimiento muscular, aumento de la capacidad cardiopulmonar y mejorar la estética, abandonando así el estilo de vida sedentario, la actividad física también puede aportar otros beneficios como la mejora del sueño, estado de ánimo y la memoria.
deporte y mente

El aumento de la aptitud física reduce las posibilidades de que la persona desarrolle enfermedades crónico-degenerativas como la osteoporosis, la hipertensión, las enfermedades coronarias y la diabetes, y también a disminuir el riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos como la ansiedad y la depresión.

 

 

1.- Ansiedad:

 

Los avances tecnológicos, así como las presiones sociales y económicas a menudo conducen a la persona a entregarse a los problemas emocionales y mentales. Ocurre que el ejercicio aeróbico regular puede producir efectos antidepresivos y proteger el cuerpo de los efectos nocivos del estrés sobre la salud física y mental como la ansiedad. “El aumento de la capacidad aeróbica está directamente relacionado con la mejora de las funciones cognitivas”

Los ejercicios aeróbicos son los más adecuados para promover la mejora de la condición física, pero se deben realizar en actividades programadas y supervisada por profesionales, de forma gradual y controlada, siempre con un sistema profesional para el control de la intensidad de estos ejercicios de acuerdo al nivel de cada persona además de la evaluación clínica regular y psiquiátrica.

 

 

2.- Depresión:

 

Algunos estudios sugieren que, entre otros métodos, la actividad física puede ser considerada eficaz en el tratamiento de la depresión. Recuerde que la actividad física es cualquier movimiento corporal producido que resulte en niveles más altos de gasto energético, es decir, caminar, subir escaleras, barrer la casa, etc… Pero el ejercicio es una actividad física que se planea, estructurada y repetitiva, como el levantamiento de pesas, correr, gimnasia, etc… Tanto la actividad física como el ejercicio pueden traer beneficios respecto a la salud mental. Sin embargo, hay que ser cautos ya que los estudios son contradictorios con respecto a la depresión, así que podríamos decir que la actividad o el ejercicio pueden ser complementos en la prevención y el tratamiento de la depresión.

 

 

3.- Sueño:

 

El sueño de la gente activa es mejor que en las personas sedentarias. El ejercicio puede proporcionar una liberación de hormonas e influir en el ciclo de sueño-vigilia, trayendo más energía disponible para el día a día.

La intensidad y la cantidad de actividad física son extremadamente importantes porque cuando el ejercicio se incrementa a un nivel óptimo aparece una mejor respuesta en la calidad del sueño. Pero si hay una sobrecarga de ejercicios, no habrá influencia positiva directa en la calidad del sueño. El ejercicio físico y una buena calidad del sueño es esencial para la buena calidad de vida y la recuperación física y mental del ser humano.

 

 

4.- Humor:

 

La actividad física también se muestra eficaz en personas que sufren de trastornos del estado de ánimo, porque cuando se tiene una nivel de estrés importante, el ejercicio aeróbico mejora la condición física y reduce los sistemas depresivos, reduce el porcentaje de grasa y los niveles plasmáticos de serotonina, lo que mejora el estado de ánimo de la persona. La práctica de ejercicio regular se asocia con la ausencia o pocos síntomas depresivos o de ansiedad.

 

 

5.- Memoria:

 

El aumento de la capacidad aeróbica está directamente relacionado con la mejora de las funciones cognitivas, y el ejercicio contribuye a la integridad del cerebro y el sistema cardiovascular, mejora el tiempo de reacción, la fuerza muscular y el rango de memoria. Los estudios han demostrado que las personas mayores que realizan actividad física como caminar tres veces a la semana durante 1 hora, por ejemplo, tiene una mejora significativa en la atención, la memoria, la agilidad motriz y el humor, lo que sugiere que principalmente las personas adultas mayores deben mantener una actividad aeróbica sistematizada, siendo una alternativa no farmacológica para el mejoramiento cognitivo.

 

 

Como podemos observar, la actividad deportiva regular contribuye de manera positiva a la prevención y mejora del estado de salud mental. Desde HTG-Sports.com te animamos a practicar deporte a diario, siempre bajo la supervisión de profesionales, y a seguir una dieta adecuada. Tu corazón y tu cerebro te lo agradecerán.

 

 

Fuente:

http://revistasuplementacao.blogspot.com/2009/12/atividade-fisica-e-saude-mental.html

 

Firma_Javi