Suplementos: Glutamina, ¿sábes por qué tomarla?

La glutamina es un aminoácido que puede sintetizarse en el organismo a partir de otros aminoácidos tales como la valina, la isoleucina o el ácido glutámico.

glutamina

Se la considera un “aminoácido esencial condicionado” o semi-esencial, ya que si bien no está dentro del grupo de los esenciales, en algunas condiciones tales como estrés, traumatismo, infección, entrenamiento intenso, etc, en definitiva, cuando su consumo excede su síntesis, se convierte en esencial. En éstas ocasiones, ciertas partes del organismo demandan tanta cantidad de glutamina, que el organismo no es capaz de sintetizar lo suficiente.

 

Todas las células del cuerpo usan glutamina. Es el aminoácido más abundante en el plasma y en el tejido muscular (alrededor del 60%) y teniendo en cuenta que el 80% de los aminoácidos libres se encuentran precisamente en las paredes musculares, hacen de la glutamina un aminoácido muy importante.

 

Se sintetiza principalmente en los músculos, pero además también se sintetiza en los pulmones, el hígado y el cerebro.

 

Juega un papel fundamental en la regulación de la síntesis de glucosa en el hígado y la fabricación de proteínas musculares. También cabe destacar que la glutamina es la molécula que aporta energía a las células mucosas de las paredes intestinales, páncreas y otros tejidos de crecimiento rápido y juega un papel primordial en los procesos metabólicos asociados con la recuperación, tanto en los procesos patológicos como en las lesiones (fortuitas o las inducidas a los músculos en la realización de la actividad física conocidas como micro-lesiones).

glutaminapolvo

Algunos investigadores han propuesto que los aminoácidos glutamina y glutamato deberían ser considerados tan importantes como la glucosa, para el mantenimiento y promoción de la función celular. Otras funciones a destacar, entre muchas de las que tiene: Precursor anabólico del crecimiento muscular; interviene en el balance ácido-base en el riñón, es sustrato para ureogénesis en el hígado; sustrato para la gluconeogénesis hepática y renal; combustible oxidativo para el intestino y para las células del sistema inmune; participa en el transporte de nitrógeno entre tejidos; es precursor de la síntesis de neurotransmisores y nutrientes cerebrales, pues atraviesa la barrera hematoencefálica e interviene en la utilización de glucosa y puede ser convertido en el aminoácido L-ácido glutámico; evita los efectos catabólicos del uso de glucocorticoides en casos de lesiones; puede convertirse en glucosa, sin que aparezcan modificaciones en los niveles de insulina plasmática; contribuye a la recuperación del glucógeno muscular tras el entrenamiento; interviene en la cicatrización de heridas, promoviendo el crecimiento de fibroblastos; ayuda a la recuperación post-traumática; actúa como agente auxiliar en el tratamiento del control de peso; es precursor de la síntesis de ácidos nucleicos, e interviene en la síntesis del glutatión.

 

Por todo lo explicado, dada la importancia de éste aminoácido, en situaciones de estrés, patologías o entrenamiento intenso, el cuerpo se puede ver en niveles críticos de glutamina, debido principalmente a dos motivos:

 

  • La glutamina se produce a expensas de otras proteínas críticas implicadas en la contracción muscular. Puede agotarse en el músculo aunque las hormonas de estrés aumenten su producción en el músculo, pues la utilización de glutamina por parte del cuerpo supera a la capacidad muscular de sintetizar dicho aminoácido.
  • El organismo tiene prioridades: antes de construir músculo, verá si su sistema inmune o digestivo están en óptimas condiciones. Los aminoácidos que se encuentran en el organismo no van a utilizarse para la síntesis muscular sino que tienen otras prioridades tales como sintetizar glutamina por ser un nutriente muy valioso para las células del sistema inmunológico y las células epiteliales del tracto intestinal.

 

La suplementación oral con glutamina, ha quedado demostrada por diferentes estudios que es eficaz para el aumento de glutamina intramuscular.

 

Con éstos datos, ya podemos afirmar que la suplementación con glutamina, tanto en actividades físicas como en patologías (quemados, grandes cirugías, enfermades intestinales,…), será beneficiosa y queda justificada.

 

suples

 

BENEFICIOS ESPECÍFICOS EN EL DEPORTE:

 

La suplementación con glutamina produce en estos casos los siguientes beneficios demostrados:

 

Detiene el catabolismo muscular por la generación de cortisol durante la situación de estrés. El catabolismo conlleva la destrucción de la masa muscular. Para entendernos sería un “autocanivalismo muscular” (todo lo contrario a lo buscado con el desarrollo de la actividad deportiva).

 

Facilita la cicatrización de heridas, tanto externas como internas, incluyendo las roturas fibrilares.

 

Promueve y restablece los depósitos de glucógeno de manera tan efectiva como los polímeros de glucosa, acortando las recuperaciones.

 

– Favorece la síntesis de proteínas musculares, con lo que promueve el anabolismo muscular.

 

Evita la supresión del sistema inmunológico presente en los atlétas de élite (manifestados por alta incidencia de patologías del aparato respiratorio superior).

 

Favorece la liberación de Hormona del Crecimiento cuando dormimos, por su papel regulador en el equilibrio ácido-base.

 

– Añadida a la bebida intraentreno retrasa la fatiga  por deshidratación: Proporciona un beneficio ergogénico significativo, aumentando el tiempo hasta el agotamiento durante un estrés hídrico moderado. Este efecto ergogénico es por una mayor captación de fluidos y electrolitos.

 

Favorece la salud intestinal, algo esencial en los deportistas, ya que es la vía por la cual entrarán todos los nutrientes esenciales.

 

 

Desde HTG-Sports te animamos, tras comprobar los beneficios de añadir glutamina a tu suplementación, que pases por nuestra sección de glutaminas:

 

Go To The Limit!

 

Firma Hermano

 

 

 

 

 Bibliografía:

Ratamess, N. A., Hoffman, J. R., Kang, J., Yamamoto, L. M., Rashti, S. L., Kelly, N., … & Kupchak, B. R. Evaluación de la Eficacia de la Ingestión Aguda de L-alanil-L-glutamina durante el Estrés Hídrico en Ejercicios de Resistencia.

Bonet, A., & Grau, T. (2007). La glutamina, un aminoácido casi indispensable en el enfermo crítico. Medicina intensiva, 31(7), 402-406.

Fuks, K., & Insua, M. F. (2003). Síntesis proteica y glutamina. Lecturas: Educación física y deportes, (59), 29.

Abilés, J., Moreno-Torres, R., Moratalla, G., Castaño, J., Pérez Abúd, R., Mudarra, A., … & Pérez de la Cruz, A. (2008). Efectos de la suplementación con glutamina sobre el sistema antioxidante y la peroxidación lipídica en pacientes críticos con nutrición parenteral. Nutrición Hospitalaria, 23(4), 332-339.

Petibois, C., Cazorla, G., Poortmans, J. R., & Déléris, G. (2002). Aspectos bioquímicos del sobreentrenamiento en los deportes de resistencia. Sports Medicine, Otago, Nueva Zelanda; 2002; 32 (13): 867-878, ref: 75, Adis Press ltd.

Monti, G. R., & Cardonatti, G. G. (2007). Soporte nutricional en pacientes sometidos a cirugía gastrointestinal; Nutritional support to patients undergoing gastrointestinal surgery. Rev. Asoc. Méd. Argent, 120(2), 36-40.

Leyva-Martínez, S., Fernández-Lloret, S., & Martín-Ruiz, J. L. (2007). Resección intestinal masiva: Proceso de adaptación nutricional. Nutrición Hospitalaria, 22(5), 616-620.